+ Agrandar Texto | - Reducir Texto

FunciÓn en la Sociedad

Desde su origen, la principal motivación que ha impulsado a la industria farmacéutica a realizar sus actividades ha sido la búsqueda de la salud; a través de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico, la industria brinda a la población terapias eficaces, seguras, accesibles y acordes con los padecimientos que nos aquejan.

Los medicamentos son la tecnología médica más usada para la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de la salud, lo que convierte a la industria farmacéutica en la principal fuente de innovación en salud.

La correlación positiva entre innovación farmacéutica y las condiciones de salud de la sociedad son innegables, ya que se ha observado que la introducción de nuevos medicamentos explica 40 % del aumento promedio en la esperanza de vida observada en 15 años en 52 países, incluido México.

Image Por el impacto en el bienestar de la población, los medicamentos e insumos para la salud precisan de un riguroso proceso de producción para garantizar la seguridad y eficacia de los mismos, actividad que en todas sus fases se encuentra permanentemente controlada por la función de regulación y vigilancia sanitaria efectuada por el Estado, con la acción corresponsable de las empresas afiliadas a CANIFARMA, comprometidas con el estricto cumplimiento del marco jurídico y reglamentario, pero sobre todo con el fin último de mejorar la salud de la población.


De la misma manera, los medicamentos e insumos para la salud requieren una amplia interacción de la industria con la comunidad médica, pues no se entienden sus beneficios para la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de las enfermedades de las personas, sin una intervención profesional bajo protocolos establecidos y desarrollados bajo la ciencia médica.

Considerando la trascendencia de los bienes que elabora este sector productivo para la sociedad y la función que poseen para los tratamientos médicos, la industria afiliada a CANIFARMA, por decisión propia estableció en 2005 un esquema de autorregulación basado en principios deontológicos que promueven y facilitan la práctica de conductas éticas y de responsabilidad social, para el mejor desarrollo de este sector productivo, preservando la integridad de los consumidores y protegiendo el interés general de la sociedad.

El Consejo de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica establecida en México (CETIFARMA), es el organismo autónomo, conformado por ciudadanos independientes y prestigiados, responsable de redactar, promover y constatar la aplicación y el cumplimiento de los códigos de ética y otros instrumentos de autorregulación y autocontrol, a saber:

      • Código de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica
      • Código de Buenas Prácticas de Promoción
      • Código de Buenas Prácticas de Interacción de la Industria Farmacéutica con Organizaciones de Pacientes